26.6.17

La historia de vida de las hermanas Sanchez, medalla de oro en el Continental de Holanda


El pasado 11 de junio, las hermanas Dayana y Leonela Sanchez participaron del Continental en Honduras, campeonato en que ambas consiguieron la medallas más preciada: la dorada.

Dayana tiene 24 años, y comenzó a entrenar a los 10 años boxeo, mientras que Leonela con 23 años actualmente, se inició en el deporte, un año después que su hermana.
“¿Por qué el boxeo y no otro deporte?, porque el boxeo venia en nuestra sangre ya que mi papá era boxeador”, reflexiona Dayana y cuenta como fueron sus inicios.
A diferencia de su hermana Leonela, a Dayana no le gustaba el boxeo: “Mi hermana desde chiquita dijo que iba a ser boxeadora como mi papá”, comenta.

“De chica,  era muy compañera de mi papá y lo acompañaba para todos lados. Llegó un tiempo en el que un amigo de mi papá le consiguió entrar a trabajar en un gimnasio como profesor de box. El aceptó y comencé a acompañarlo”, explica la campeona en box.

La adrenalina que le generó en su ser al ver a los alumnos de su padre le generaron ganas de empezar con este deporte: “llegué a casa emocionada. Cuando le cuento a mamá y le digo de que quería  hacer boxeo, pegó un grito y ¡me dijo que no!, que ella ya había sufrido bastante con mi papá para ahora sufrir con una de sus hijas”, cuenta.

No sólo su mamá se negaba a que comenzara este deporte sino también su padre: “Me dijo que yo tenía que ser modelo, doctora u otra cosa menos boxeadora”.

Dayana cuenta que al final sus padres aceptaron su inclinación por el boxeo y lo aceptaron. Ese fue el inicio de grandes esfuerzos seguidos de logros junto a su hermana que comenzó al año siguiente.

“La verdad que el boxeo para ambas significa mucho. El boxeo es un deporte que nos dio mucho en todo sentido como viajes, amistades, conocimiento, crecimiento, oportunidades y mucha experiencia tanto en la vida como en el deporte”, reconoce Dayana.
¿Qué es lo que más les gusta del boxeo? ¿Y lo que menos?
Del boxeo lo que menos nos gusta y las dos estamos de acuerdo,  es tener que cuidarnos con la alimentación. Y lo que más nos gusta es la exigencia y los desafíos que se presentan.
Por la mañana, las hermanas Sánchez se entrenan con su preparador físico Hernán Borda, durante 1 hora y media,  y por la tarde, con su director técnico Virgilio Araoz y Emanuel Espinosa también 1 hora y media.

“Siempre entrenamos al máximo y ahora nos estamos preparando para un nacional que se disputará en Córdoba”,  concreta Dayana además de soñar despierta con clasificar en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.




0 comentarios :