2.8.17

Liga Argentina de Béisbol: Dejar de esperar y salir a buscarlo


María José Majul, secretaria y directora de torneos y competencias de esta organización, cuenta cómo fue la creación de esta histórica liga y cómo impacta en el béisbol argentino. 

La necesidad de avanzar, de mejorar el nivel de juego, de salir de la zona de confort, de “estar esperando a que algo pase”, fueron los puntapié para que a base de trabajo y esfuerzo, en febrero se creara la Liga Argentina de Béisbol (LAB), quien el fin de semana pasado tuvo su cena de presentación en una tradicional casa de pastas frente a La Cañada.

“La Liga Argentina de Béisbol surge de estar esperando que las cosas pasen. Dijimos basta para que salgamos a buscar ese béisbol nuevo que queremos, para transformarlo y cambiarlo”, cuenta María José Majul, quien en la Liga Argentina de Béisbol ocupa el cargo de secretaria y directora de torneos y competencias, en la Federación Cordobesa de Béisbol y Softbol es la primer vocal y también con función en el área de torneos y competencias.

“Nos decidimos ir tras ese deseo que todos teníamos, para convertirlo en una idea e ir por ella”, agrega María José.

Los dirigentes de la Liga, se basaron en las necesidades y expectativas de los referentes y jugadores de cada equipo que los incitaron a querer transformar la realidad que contextualizaba al béisbol cordobés y nacional: “Hablar con nuestros jugadores fue lo que, de alguna manera nos alentaron para que nosotros, los dirigentes más jóvenes, comencemos a transformar y cambiar esto que estaba aletargado”.



Con esquemas diferentes a lo que se juega a nivel federación, de septiembre a diciembre y con cinco clubes de seis equipos, la Liga Argentina de Béisbol propone como objetivo principal generar un salto en la calidad de juego y organización del deporte, logrando que haya un equipo campeón que represente a la organización en torneos del exterior. 

Además, María José Majul es egresada de la Diplomatura en Gerenciamiento y Profesionalización Deportiva de la Universidad Siglo 21 quien asegura que todos los conocimientos y herramientas que ésta le brindó los utilizó en la Liga: “Lo que yo aprendí en la diplomatura, está todo volcado a la Liga”, asevera.

“Fue lo que me hizo dar cuenta que no estaba equivocada. El deporte había cambiado y nosotros teníamos que cambiar, porque la forma de ver el deporte en el resto del mundo, había cambiado”, explica.

“Fijar metas claras a mediano o largo plazo, pensarlo con un plan de negocios”, agrega y además reconoce que esta diplomatura: “Me abrió la cabeza con el marketing y comercialización, que para nosotros no lo estábamos usando. En mi club y en la liga están todos revolucionados porque tenemos un departamento de marketing que fue el que nos ayudó a salir más rápido”.

El liderazgo fue una de las herramientas que más utilizó, brindada por esta diplomatura: “Me ayudó muchísimo porque en estos cambios hay que mantenerse centrado en saber a donde uno va, para sumar y no restar, porque a veces uno quiere sumar y no sabe cómo hacerlo”.

“Me dio muchas herramientas y conocimientos sobre como formar grupos de trabajo. La base de la diplomatura es que para avanzar, en cualquier aspecto, se necesita un equipo de trabajo. Y en éste no existe el yo, existe el nosotros”, explica María José. 

“Yo solamente coordino a nuestro equipo que me genera una nueva experiencia que consiste en soltar, aprender a delegar y confiar”, sostiene la secretaria de la Liga Argentina de Béisbol. 

-Por otra parte, ¿Cómo la inclusión de esta liga ayuda en la motivación y en el rendimiento de los deportistas?

-Esta liga hace que a los deportistas que antes entrenaban lo necesario, ahora hagan doble turno, vayan al gimnasio, están preocupados por la alimentación. Tienen que ganarse el lugar para jugar en la liga. Tenemos mucha más exigencia. Porque la meta final es llegar en algún momento a la profesionalización, pero se tienen que preparar para eso. 



El Club Dolphins, donde María José es la presidente, será el escenario del lanzamiento de la liga que tendrá lugar el 26 y 27 de agosto, donde la primer fecha se disputará el Abrazo de Maipú, donde participará el mejor equipo chileno con el mejor argentino, al día siguiente será el juego inaugural de los Cóndores contra Falcons. 

La previa se vive con muchas ansias y nervios: “El Club Dolphins es la sede, por lo cual, si bien tenemos un grupo de trabajo, al ser la titular del club, quiero que me salga bárbaro… ¡Quiero que ya comience!”, comenta.



Y explica: “Ésto ha provocado que de años de no tocar la cancha, ahora hay que cambiarle hasta la iluminación. Se trata de salir de tu lugar de confort para trasformar”. 

-¿Cómo se está preparando la comunidad del béisbol cordobés?

-Lo están esperando con mucha expectativa tanto los jugadores como los padres que los acompañan. Están todos revolucionados. 

“Todas las movilizaciones hacen muy bien porque traen nuevas ganas, fuerzas y sueños. Nosotros aunamos sueños”, asegura y finaliza María José, dejando una huella que hará historia en el béisbol nacional. 




0 comentarios :